Peligroso encierro de Dolores Aguirre

El primer encierro de San Fermín 2012, de Dolores Aguirre, ha hecho honor a su fama y ha sido una primera carrera trepidante y peligrosa. La manada ha salido agrupada y poco a poco se ha divivido el grupo en dos, en el tramo final a la llegada a la plaza, cuando se ha vivido el momento más tenso del encierro, que ha durado 2 minutos y 53 segundos.



Hay cantera


Llegó herido desde Sevilla. Fue herido en los medios de la plaza de Pamplona. Y fue de allí mismo de donde salió triunfante. Agarrado a un inhabitual sentido del aguante ante el dolor, Gonzalo Caballero estrenó la Puerta Grande en la novillada que ha abierto San Fermín. Fue la suya una tarde de ganas, de valor, mucho valor. Avales que completar con un necesario rodaje técnico. Dos orejas -una de cada novillo- y una cornada en la zona testicular que no le impidió ni ser izado en hombros. Exitoso estreno en Pamplona. Se estrenaban también los otros dos espadas. Gómez del Pilar obtuvo una oreja del cuarto, con la gente -numerosa- muy metida, y Román, otra, en un conjunto de mayor técnica del que podría aventurar su escaso bagaje.
Cuidó las formas en el inicio de faena al tercero Gonzalo Caballero. Con el 'cartucho de pescao' citó en los medios, aprovechando la movilidad del utrero. Pronto se vino a menos y a peor el de El Parralejo y también pronto acortó distancias el novillero. La voluntad, por delante. Algún enganchón y quizá falta de ritmo, con pausas entre muletazos. El público, con él, esperaba al espadazo para decantarse. Certero fue, y del embroque salió herido Caballero, con un puntazo en la zona testicular. Oreja, con algo del susto aún. Pasó a la enfermería para ser atendido y allí aguantó hasta la previa de la salida del sexto.
La plaza, con un aforo ilusionante hoy, supo reconocer el mérito del madrileño con una ovación nada más volver a pisar el ruedo. En un compás de espera silencioso -poco durará; ya llegarán las peñas-, se puso a torearGonzalo. Aunque noble y sin demasiada transmisión, el novillo puso en apuros momentáneamente al espada, que anduvo hábil y evitó un percance. Nuevamente faena de empuje, basada en el toreo natural y con algunos buenos momentos. La Puerta Grande estaba en la espada y allí fueCaballero. Estocada entera que sirvió para amarrar el triunfo.
El primero tuvo calidad por el pitón derecho, lastrado por el déficit de motor. Con él Gómez del Pilar hilvanó algunas buenas tandas, con el compás abierto y alargando el muletazo. Faltó quizá un mayor punto de emoción en un trasteo largo y muy correcto. Las manoletinas auparon la faena como previa a la suerte suprema. Pinchó. Fue aplaudido. Sí acertó con el acero ante el cuarto. Antes de eso había librado otro posible percance en el saludo a porta gayola. Salió este animal sin atender a nada ni a nadie y pudo atropellar al novillero, muy rápido de reflejos. Nada timorato, Del Pilar se volvió a tirar de rodillas para lograr varios lances jaleados. Con la muleta, Noé, voluntarioso, trató de arrancar los muletazos. A peor el novillo. Aunque no había roto el quehacer, nuevamente la espada tomó protagonismo crucial. Del acierto devinó el premio: oreja.
El escaso rodaje de Román no fue óbice para que el valenciano mostrase buena capacidad técnica. Muy serio toda la tarde, pudo hacerse con el segundo. Tiró de él y alargó por momentos su embestida. Acortó distancias para lograr un cierre de faena impactante, como lo fueron las bernadinas, de 'uy', en el tendido. El fallo del puntillero tras estocada pudo dejar sin premio su labor, pero finalmente sí paseó el trofeo. Y pudo cortar otro del quinto, el peor novillo del sexteto, por desclasado. Al utrero y a la faena la sujetaron las ganas y la habilidad de Román. A más su faena desde el punto de vista técnico. Interesante dimensión pese a su bisoñez. La foto final por las calles de Pamplona se quedó en la espada.

Plaza de Toros de Pamplona. 5 de Julio de 2012. Dos tercios de entrada. 

Novillos de El Parralejo, variados de juego.

Gómez del Pilar (de rioja y oro): Palmas y oreja.
Román (de azul rey y oro): Oreja y ovación.
Gonzalo Caballero (de blanco y plata): Oreja y oreja.

Semana Grande 2012


Unas Colombinas únicas


Las Nocturnas de Las Ventas

1 de julio: Novillos de Murteira Grave para MazzantiniJesús Fdez. y Ángel Puerta.

8 de julio: Novillos de Javier Molina para Pascual JavierThomas Cerqueira Juan Viriato.


15 de julio: Novillos de Luis Algarra para  Días GomesJuan Ortega y Castrillón.


22 de julio: Novillos de La Guadamilla para Fernando AdriánJuan Leal y César Valencia.


Domingo 29: Novillos de Domingo Hernández para los tres finalistas.


Mediáticos sin fundamento

David Fandila “El Fandi” ha levantado estadísticamente una tarde de toros amable en Las Ventas al cortar la oreja del sexto. “El Fandi” toreó con pausa con el capote, banderilleó con su habitual energía, regaló un par al respetable y muleteó con tesón para suplir la falta de gas de un noble toro de El Torreón. Mató de una estocada certera y logró el único trofeo de la corrida. “El Cordobés” y “Paquirri” pudieron toda su voluntad pero se enfrentaron a un encierro de mucha calidad pero con poco motor en el último tercio. No obstante, “El Cordobés” se gustó con su primero. “Paquirri” fue volteado sin más consecuencias que la paliza por el segundo.

El descabello que tenia las llaves de la Puerta Grande

Alberto Aguilar cortó una oreja que, de no haber fallado con la espada y el descabello, podrían haber sido dos. Aguilar anduvo toda la tarde con gran firmeza, plantando las zapatillas en la arena y con ambición para imponerse a su lote. Al tercero, bravo y encastado, lo llevó siempre muy toreado en una faena vibrante. La estocada le aseguró la oreja. Al sexto, no tan claro, le fue sacando lo bueno que tenía para terminar con un brillante epílogo por naturales que le abría la Puerta Grande que el acero le cerro. Actuación de mucho interés de Alberto Aguilar. Antonio Ferrera lució como acostumbra en el segundo tercio y se le vio especialmente a gusto con el primero, un toro noble, al que le hizo un trasteo largo y templado. Falló con la espada. El cuarto le dio menos opciones. Diego Urdiales se enfrentó a un lote incómodo que nunca le permitió dejar de estar en tensión. Aún así, al quinto le tragó mucho para conseguir algunas tandas y acabar metido entre los pitones demostrando que allí no quedaba más toro.


Oreja para Daniel Luque

Daniel Luque cortó una oreja en la tercera de la Feria Arte y Cultura después de una faena en la que empezó brillando ya con el capote tanto en el saludo como en los quites. Luque aprovechó la calidad del toro en varias tandas de muletazos largos por ambos pitones. Una buena estocada puso fin a su labor y le dio el trofeo. El viento y la mansedumbre del sexto le impidieron redondear la tarde. El francés Thomas Duffau confirmó la alternativa dejando la impresión de ser un torero cuajado. Toreó con firmeza y se sobrepuso a las dificultades, principalmente el viento, manteniendo siempre la cabeza despejada. Manuel Jesús “El Cid” sorteó el peor lote que incluyó al muy peligroso cuarto.

Continua la racha, Talavante a hombros

Alejandro Talavante salió por la Puerta Grande al cortare una oreja a cada uno de sus toros. Talavante se mostró en toda su actuación muy decidido y con capacidad para remontar las dificultades. Toreó con la mano baja en lo fundamental y se adornó con frescura e imaginación para completar sus faenas. Remató con dos buenas estocadas y salió en hombros camino de la calle de Alcalá entre el clamor del público. José María Manzanares y Morante de la Puebla no tuvieron tanta suerte y sus labores no llegaron nunca a levantar el vuelo. El encierro de Núñez del Cuvillo con los remiendos de Victoriano del Río pecó de cierta falta de gas en el último tercio.


Empezamos fuerte

David Mora se ha convertido en el primer torero a pie que abre la Puerta Grande en este mes de toros al cortar una oreja a cada uno de los de su lote. Mora se encontró con un gran toro en primer lugar y consiguió estar a la altura, destacando en las tandas por el pitón derecho y en el epílogo con la zurda. El sexto, manso con tendencia a rajarse, no le puso las cosas fáciles pero con tesón consiguió robarle los pases. La faena se calentó cerca de los chiqueros y, sobre todo, con el volapié del que salió con una fuerte paliza pero sin heridas. El público sacó los pañuelos y, por fin, se abrió la Puerta Grande. César Jiménez anduvo con oficio con el buen segundo pero su labor no cuajó en una faena grande. El quinto no le dio opciones, lo mismo que el lote de Curro Díaz, que sólo pudo lucir su clase en lo poco que le aguantó el primero.


Gran corrida de Adolfo Martín que se va sin torear

Interesante corrida de Adolfo Martín aunque en la segunda mitad se vino un poco abajo. Destacaron por su nobleza segundo y tercero. Iván Fandiño se quedó muy cerca de un gran triunfo tras hacer una muy buena faena basada en la mano derecha al tercero. Una mala tanda con la izquierda y la espada le impidieron cortar trofeos. El sexto, brusco y parado, no le dejó pero el vasco terminó la feria dejando buen ambiente. Juan Bautista cuajó una faena muy correcta con el segundo pero supo a poco en los tendidos. Destacó toda la tarde por su variedad y esfuerzo por agradar con el capote. José Luis Moreno no se encontró a gusto con su lote.


Por un descuido

Tarde dura para la terna que se enfrento a una corrida muy exigente de Cuadri que se ganó el favor del público. Javier Castaño sufrió una cogida que le provocó una conmoción cerebral. Las fuerzas le llegaron para matar a su segundo pero una vez en la enfermería sufrió un desmayo y le fue imposible continuar la lidia. Rafaelillo y Luis Bolívar estuvieron muy serios y firmes con sus toros a los que torearon en redondo cuando se prestaban a ello o los lidiaron sobre las piernas, como al cuarto, cuando no daban otra alternativa. Los tres toreros tuvieron momentos de interés pero sus trasteos no fueron excesivamente valorados. El mayoral de Cuadri saludó al finalizar el festejo.

30 años de "La Corrida del Siglo"


La Monstruo de Aranjuez

Pocas veces un resultado traduce con tanta fidelidad el desarrollo de un festejo, porque la Corrida de San Fernando deAranjuez era redonda en su composición y lo fue también en su desarrollo. Sin quitar méritos al entipado y notable encierro de Garcigrande -los dos últimos fueron de revolución- se vio a un Juli grande, que tradujo el drama en gloria, y a un Castella lúcido y fresco, toreando con inopinada enjundia. Hasta Manzanares, que se benefició de un público desatado, se sumó a la fiesta en el que cerraba plaza.
Y eso que el drama pareció apoderarse del bicentenario coso ribereño en el cuarto que volteó a El Juli de manera horripilante cuando lo mecía con el capote. Se repuso el madrileño, y primero con el capote en un quite hondo por chicuelinas y después con la muleta -hubo una serie de mano baja con la zurda antológica- cuajó al animal con la raza y la autoridad que le distingue. Antes sorteó un animal bajo y bien hecho que resultó noble pero blandeó en varas y le faltó empuje en la muleta del madrileño, quien se sirvió de su técnica y sentido del temple para empujar para delante su tenue acometida. 

El quinto fue el toro de la corrida pero Castella lo cuajó a la perfección desde el explosivo inicio de faena con pases cambiados en los medios. Fue faena compacta por el modo de enganchar las embestidas y traerse toreado a su enemigo en series de muletazos largos y profundos, instrumentados además de su habitual aplomo y firmeza, con sentimiento y cadencia. Le faltó raza al segundo, un castaño que apenas se desplazó de salida y llegó muy parado a la muleta de Castella, que lo tomó en corto y se metió pronto entre los pitones para tratar de aprovechar al máximo sus contadas embestidas.
Con la tarde venida arriba, Manzanares aprovechó la encastada calidad del sexto para diseñar una faena que sobresalió esencialmente por su expresión y puesta en escena, pues a su elegancia le faltó, en ocasiones, apretura. Como además se llevó a los medios al toro para entrarlo a matar recibiendo, se desató la apoteosis. Al tercero que tuvo calidad de sobra pero le faltó empuje, nunca lo apretó, le dio aire entre muletazo y muletazo y aprovechó su condición para acompañar con gusto sus enclasadas embestidas.

Plaza de Toros de Aranjuez. Corrida del Día de San Fernando. Lleno. 


Toros de Garcigrande, de buenas hechuras, nobles y con calidad.


El Juli (de nazareno y azabache): oreja y dos orejas y rabo.

Sebastián Castella (de rosa palo y oro): aplausos tras aviso y dos orejas tras aviso.
Jose María Manzanares (de azul rey y oro): oreja tras aviso y dos orejas y rabo.



El valor de Fernando Robleño

Fernando Robleño ha tenido la actuación más destacada dentro de una corrida dura que puso las cosas muy difíciles a los toreros. Robleño se fajó con firmeza y valor con un lote de evidente peligro sin volver nunca la cara. Los pasaportó de dos estocadas efectivas y saludó a la muerte del segundo. José María Lázaro se entregó en una larga faena al sexto ante el que intentó apurar las pocas opciones que le dio. A López Chaves le correspondió el toro más claro de la tarde y con él obtuvo algunos muletazos de mérito pero sin llegar a cuajar una faena.

Javier Castaño y la suerte de varas.

'El toro ha acusado en la muleta el tercio de varas y ojalá hubiese durado un poco más. Pero ha sido un gran toro. Hay que dar la enhorabuena al ganadero, porque que un toro se venga de esa forma al caballo desde el medio y lo que ha aguantado después... La de varas es una suerte muy bonita y a la gente le gusta. Si luego el toro dura, mejor, pero si no, bueno, por lo menos ya hemos visto algo'.



Javier Castaño entiende a Las Ventas

En medio de la nada Javier Castaño puso la plaza boca abajo con lo más clásico, la lidia. Se inventó un soberbio tercio de varas, dando confianza al toro cuando nada hacía presagiar que fuera a agradecerla. Su cuadrilla le acompañó magistralmente y cambiaron entre todos el signo de una tarde oscura. Los aficionados bramaron con cada arrancada del toro y cada cite de Plácido Sandoval “Tito”. Javier Castaño, que no consiguió en el último tercio una faena lucida, sí que se entregó, se cruzó y se negó a mover las zapatillas a pesar de la escasa franqueza en las embestidas. Falló con la espada que quedó demasiado tendida pero el peso de su lidia fue suficiente para que diera una importante vuelta al ruedo. Frascuelo e Ignacio Garibay no pudieron remontar la mansedumbre de sus lotes.


Adiós Julio, adiós.

Todo lo importante del festejo ocurrió al final. Miguel Ángel Perera estuvo a gusto con un toro de mucha calidad de Las Ramblas, el mejor de un encierro que adoleció de falta de fuerza y empuje en el último tercio. Perera empezó templando en tandas de muletazos largos para terminar pegándose un arrimón cuando al toro se le acabó el fuelle. Mató al segundo volapié y a pesar de la petición perdió una oreja. Segundos después Julio Aparicio pidió a “El Fandi” que le cortara la coleta antes de enfilar la vuelta al portón de cuadrillas. Además de eso, “El Fandi” toreó con temple a la verónica y pareó espectacularmente al segundo de la tarde. Saltó un espontáneo al ser devuelto el cuarto a los corrales pero no llegó al toro. Presidió el festejo la Infanta Doña Elena desde el Palco Real.


Oreja que sabe a Puerta Grande

Gómez del Pilar ha dado una extraordinaria tarde de toros ayudado por un gran lote de Guadaira. El novillero madrileño cortó una oreja del quinto y de no haber fallado con la espada para rematar sus dos faenas se habría ido por la Puerta Grande con, por lo menos, tres orejas. Gómez del Pilar tuvo la rabia y el descaro de un novillero y, además, el aplomo de un matador para llevar enganchados a sus dos novillos en tandas por los dos pitones que estarán, seguro, entre lo mejor de la feria. Se lució con el capote y recibió a sus dos novillos a porta gayola. Alberto Durán y Damián Castaño sortearon lotes de peores condiciones y los dos estuvieron solventes y eficaces para resolver sus dificultades y no dejaron pasar un quite con gran disposición.

Por fin una corrida de toros

Serafín Marín saludó al arrastre del segundo en lo que fue la valoración para la estadística más importante de la tarde. Interesante encierro de Baltasar Ibán en el que destacaron segundo y tercero, ovacionados, y el cuarto. El catalán logró momentos de emoción y toreo ligado con ese segundo. Falló con la espada y tal vez pudo perder un trofeo. Rubén Pinar cuajó varias tandas por el pitón derecho al tercero y no tuvo opciones con el sexto, el peor del encierro. Fermín Spínola se enfrentó a dos toros de buena condición pero poquito motor.



Tarde de volteretas.

Tarde interesante en Las Ventas gracias a la disposición de los novilleros y al variado juego del encierro que tuvo algunos utreros con nobleza y movilidad. Los tres componentes de la terna sufrieron revolcones sin consecuencias. Sergio Flores destacó sobre todo toreando al natural al novillo que abrió plaza. Javier Jiménez se encontró con un novillo dulce de Navalrosal y cuajó una par de tandas buenas por el derecho antes de que se apagara su oponente. Fernando Adrián despachó al peligroso tercero y se pegó un arrimón muy firme con el sexto.



7 SI "Figuras" NO

Acabada la feria cabe hacerse unas cuantas preguntas: ¿Que pueblo es Madrid poniendo un cartel de los de la Salsa Rosa? ¿ Cuantas oportunidades se le va a dar a un Cid mas que acabado? ¿ Cuando al Señor del Puro MORANTE va a querer torear un toro en Madrid? ¿ Hasta cuando nos va a estar engañando Manzanares?¿Cuando va a dejar el señor Perera de ahogar a los toros y de quererse parecer a Jose Tomas cuando no le llega ni a la altura de las manoletinas?... Muchas respuestas a tantas preguntas pero eso si, los empresarios se han llenado bien los bolsillos, y han hecho a Madrid, la Feria mas importante del Mundo de los Toros, a la altura de Plazas como la de mi querido pueblo Guadalix. Cada vez entiendo mas al  7 si no fuera por ellos y porque por lo menos protestan con la verguenza que se esta haciendo en Madrid para el año que viene más mierda y así sucesivamente...!Basta Ya! Y de Fandiño y David Mora ya ni de hablar se les ha subido mucho a estos dos que se les tome como figuras... Ay madre. Luego viene el publico que como estan tan deseosos de sacar pañuelos con 4 pases ligados y un bajonazo ya tiene una oreja el torero y eso es engañarle y mas en Madrid. Esta feria a dejado dos cosas buenas un muy buen Javier Castaño que entiendo lo que son las Ventas a la perfección solo dos palabras: !Me encanto!. Y un novillero Gomez del Pilar uno que puede llegar a ser figura si no se le suben mucho los egos a la cabeza.. Y ahora recuerdo lo que decia un gran amigo Javi cuando le preguntaban que le parecían los carteles de San Isidro:"Dos tardes Jose Tomas, Dos tardes Juan Mora, Dos tardes El Juli... y que cacho de feria" pues tenia toda la razón porque no seria una cacho de feria seria la mejor, son Tres toreros que le hacia falta a esta feria y no que nos pongan a los de la  Salsa Rosa...Mi ultima apreciación y el premio se le tendrían que llevar el Tendido 7 que es el que esta haciendo algo por la plaza de Madrid para no dejarle a la altura del betún.. de verdad GRACIAS. 
Una feria que ojala se quede para la historia porque como no cambie esto se nos quitan cada vez más las ganas de ir a los Toros y esto si que es malo... 

Castella, al natural, pincha.

En una corrida desigual de Núñez del Cuvillo en la que destacaron primero y cuarto, Sebastián Castella se quedó sin premio por el fallo con la espada para matar al cuarto. El francés planteó un inicio de faena en el que mezcló la quietud y la imaginación para seguir con fuerza con el toreo fundamental. La faena tuvo calidad y emoción y sólo queda la duda del número de orejas que habría cortado de haber enterrado el estoque a la primera. Diego Silveti confirmó con muchas ganas y se percibieron detalles de interés. Daniel Luque estuvo muy a gusto en la cara del quinto pero su faena no llegó a los tendidos.



Detalles de Morante y dos estocadas de Juan Pablo Sánchez

La corrida de Juan Pedro Domecq, muy sosa y con las fuerzas justas, frustra la tarde. El confirmante, Juan Pablo Sánchez, ejecutó dos estocadas para finalizar sus faenas que no estuvieron muy lejos de ser lo mejor de la tarde. Lo más contundente, desde luego. El mexicano también levantó los olés con sus naturales al sexto. Detalles de Morante con la muleta en la lidia del cuarto que ilusionaron durante unos minutos, además de un jaleado quite por verónicas al sexto. Talavante, todo voluntad, se lució en el inicio valiente y emocionante del último tercio de la lidia del tercero que no le permitió redondear la obra.


"Fiscal", de Alcurrucén, se fue sin torear.

Tarde interesante en la que los toros de Alcurrucén han llegado al último tercio con movilidad aunque con distintos matices. Iván Fandiño perdió una oreja por un pinchazo tras una faena de mucha intensidad al buen tercero. El vasco no perdonó un quite en toda la tarde. Con el sexto, quizás el de menos opciones del encierro, estuvo muy valeroso. Miguel Ángel Perera se la jugó con el quinto después de entrar en competencia en quites con Fandiño. Perera fue encelando al toro hasta dominarlo. Manuel Jesús “El Cid” dejó su sello de calidad en buenos momentos con la mano diestra en su faena al cuarto.


Tres horas y una oreja.

Morenito de Aranda cortó una oreja en un festejo que duró tres horas y necesitó de tres sobreros. El de Aranda salió muy decidido ya con el capote para después hacer una faena de menos a más en la que terminó encelando a un toro que comenzó muy brusco. La estocada necesitó el refrendo del descabello pero la oreja se pidió igualmente. Con el sexto, sobrero de Domínguez Camacho, mantuvo una vibrante pelea pero no pudo culminar la tarde. Zotoluco quedó prácticamente inédito mientras que Diego Urdiales se pegó dos buenos arrimones sin premio.

Tres avisos para El Fundi bajo el diluvio

Rubén Pinar firmó la mejor actuación de una tarde pasada por agua en su primera mitad y lastrada por el pobre juego de los toros. Pinar fabricó una faena con cierta intensidad al tercero de la corrida con la que consiguió sacar las palmas bajo los paraguas. La estocada cayó un poco abajo y saludó al arrastre del toro. El sexto no le dio oportunidades como tampoco las tuvieron Uceda Leal y “El Fundi” quien oyó los tres avisos antes de que pudiera matar al cuarto. El festejo comenzó con quince minutos de retraso por la lluvia.


Vuelta para Matías Tejela.

Matías Tejela fue el protagonista de la esta novena del abono isidril. El madrileño salió con una disposición ejemplar desde el primer momento y se lució con el capote tanto en quites como en el saludo a su primero. Con el mejor toro de una corrida desigual en cuanto a juego tuvo momentos muy importantes por los dos pitones. El toro fue a menos y el público se enfrió un poco hasta que Tejela, con una muy buena estocada hizo que salieran los pañuelos. El presidente no concedió la oreja y Tejela dio la vuelta al ruedo. El quinto no le permitió buscar el trofeo. Juan Bautista estuvo serio, pero sin brillo, en parte por su lote. “El Payo” tampoco tuvo muchas oportunidades y falló mucho con el acero. El festejo fue presidido por la Infanta Elena desde el Palco Real.


Saldívar y nada más

La terna se ha enfrentado con una corrida de toros que no le ha permitido mucho lucimiento y con un viento que ha molestado en bastantes fases de la lidia. Arturo Saldívar a sobresalido ligeramente en esta tarde gris con dos trasteos, sobre todo el primero, con gran quietud en el que ha asumido muchos riesgos. Saludó al arrastre del tercero, igual que hicieron Miguel Abellán con el primero y Víctor Barrio con el que cerró el festejo. Buen día en general en el manejo con la espada.


Oreja para Castella que aguanta herido toda la tarde.

Sebastián Castella cortó una oreja por una actuación marcada por la cornada que recibió en el inicio de la faena de muleta a su primero. El francés aguantó herido sin pasar por la enfermería la lidia de sus dos toros para ser intervenido sólo tras el arrastre del cuarto. Castella logró el trofeo por una faena muy emotiva desarrollada mientras la mancha de sangre de la herida crecía. El público agradeció el esfuerzo sacando mayoritariamente los pañuelos. El resto de la corrida supuso un notable esfuerzo para la terna que estuvo muy por encima de una corrida de Victoriano del Río que se acabó pronto en el último tercio. Manzanares, muy seguro y con su habitual empaque, saludó a la muerte de sus dos toros. Talavante estuvo muy inspirado, especialmente con el capote, mientras sus enemigos aguantaron.


Domingo Navarro cuelga las manoletinas.


El subalterno Domingo Navarro ha decidido retirarse de los ruedos. El valenciano pone fin así a una amplia y brillante carrera como torero de plata de más de 20 años. El propio torero reconoce haber perdido la ilusión.

Domingo Navarro ha ido en las cuadrillas de múltiples matadores como Paco Senda o "El Renco" y novilleros, aunque fue bajo las órdenes de Luis Francisco Esplá cuando encontró su mejor expresión. Buen rehiletero, Domingo siempre ha destacado por su providencial colocación en la plaza. Su pericia capote en mano ha evitado muchos percances a sus compañeros. En la actualidad iba en la cuadrilla de Luis Bolívar. Además, toreaba suelto otras tardes, como su última, el pasado domingo en Valencia, cuando fue junto al novillero Cayetano García.


Adios, torero.

Oreja para Iván fandiño

Iván Fandiño salvó la tarde en el último momento con una faena vibrante al sexto toro. Fandiño apostó por el toro desde el inicio del trasteo y el público recompensó su labor con entregados olés. Finiquitó la faena con una estocada que hizo que el toro rodara sin puntilla para cortar la oreja. El resto de la corrida discurrió por otros senderos muy diferentes. La mansedumbre dominó en el encierro, especialmente en el lote de “El Cid” que no tuvo ninguna posibilidad. César Jiménez estuvo con mucho oficio con el primero de su lote, que no puso ninguna emoción. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Joselito “El Gallo”. El festejo contó con la presencia de la Infanta Elena.



Sustitución aprovechada por Eduardo Gallo

En medio de una tarde muy difícil emergió la firmeza de Eduardo Gallo, que recibió la única ovación de la corrida del día de San Isidro. El torero salmantino se enfrentó con decisión a dos toros complicados y peligrosos intentando apurar sus opciones de triunfo. El público lo apreció y le ovacionó al arrastre del tercero. Curro Díaz sorteó un lote imposible y Julio Aparicio no tuvo el día.



Uno que quiere ser torero

Gonzalo Caballero se presentó con muy buen pie en Las Ventas al cortar una oreja al tercero de esta primera novillada de la Feria. Caballero sorprendió por su frescura y personalidad además de las ganas y la quietud que demostró durante toda la faena. Mató de una buena estocada y la oreja fue a su esportón sin discusión. El sexto se hundió tras el primer tercio y no le dio posibilidades de redondear su tarde. Tulio Salguero se lució con el capote en varias fases de la corrida y sufrió un revolcón sin consecuencias al intentar un quite por gaoneras. Conchi Ríos no tuvo fortuna en ninguna de sus dos faenas. El viento molestó intermitentemente durante toda la novillada.


José Tomás y El Juli, juntos en Badajoz.

José Tomás y El Juli juntos en un mismo cartel, el día del 'regreso' tan deseado del torero de Galapagar. La empresa de Badajoz se ha llevado el gato al agua o el premio gordo en una temporada tan cuesta arriba. Será el día 25 de junio, lunes, en el coso de Badajoz y dentro de su feria. Juan José Padilla será el torero que abra plaza en este día que, sin duda alguna, será una de las grandes citas del año. A la margarita le quedaban pocas hojas para deshojar.  José Tomás, este año, sí. Y la primera, con El Juli.El empresario José Cutiño ha anunciado esta mañana la reaparición del torero de Galapagar, que volverá a vestirse de luces para estoquear toros de Garcigrande y Domingo Hernández.

¡Corrida de expectación, que no defraudó!


Disfrutó el público en Valladolid tras una tarde triunfal en la que un imponente Juli y un poderoso Manzanares salieron en hombros tras lidiar un encierro manejable, salvo el sexto, de Victoriano del Río. A las puertas se quedó Morante, en un festejo en el que se vieron tres conceptos distintos. Dos orejas cortó Manzanares al tercero de la tarde tras culminar su obra con su ya habitual estocada recibiendo. El Juli, por su parte, cortó una oreja en el segundo y otra más con petición de la segunda en el quinto de la tarde tras medir mucho y entender a sus oponentes. Morante obtuvo un premio en el cuarto tras un bello saludo capotero y una faena cargada de estética.
Lanceó El Juli con la mano baja y a compás al que hizo segundo. Lo llevó por chicuelinas al paso al caballo levantando la primera ovación del público por el ajuste y la armonía. Ovación que fue a más en el quite por tafalleras y un farol antes de la revolera invertida. La faena de muleta fue una clase magistral de técnica a un toro con mucha calidad pero que terminó viniéndose abajo. Tremenda la actitud de El Juli que cuando vio que el toro soltaba la cara y no aguantaba el sometimiento trato de alargar más la embestida. Una estocada trasera pero fulminante le valió una oreja. Hubo plasticidad en el saludo de El Juli al quinto y dominio y ajuste en el quite por chicuelinas. La faena comenzó en los medios con un toro justito de raza que se rebrincaba al coger las telas. El Juli lo enganchó siempre muy adelante confiando en las fichas y a base de temple lo metió en la muleta. Por el pitón izquierdo fue más deslucido pero por el derecho humillaba y colocaba mejor la cara. La estocada necesito golpe de verduguillo. Oreja con petición de la segunda.
Poderosa la muleta de Manzanares que condujo a su altura al tercero en los primeros compases de la faena para después ir ganando en profundidad y ajuste. Una labor a más en la que tras limar las asperezas iniciales del toro empezó a perder pujanza saliendo suelto de la muleta y con la cara natural por el pitón izquierdo. Fue mas rítmico por el pitón derecho. Hay que destacar los remates y los pases de pecho eternos. Estocada recibiendo. Dos orejas. El sexto fue el más deslucido por informal en su comportamiento. Por el pitón derecho recortó el viaje y a pesar de los intentos de Manzanares terminó rajado en las tablas. Trató de convencerlo por momentos pero la labor no llegó a calar en los tendidos. Pinchazo y estocada.
Roto y entregado lanceó Morante a la verónica al cuarto, un saludo de bello trazo y hondura rematado con una media enroscada a la cadera. El toro tuvo nobleza a raudales pero careció de profundidad quedándose corto y costándole humillar. Morante lució con dosis de su esencia en los embroques cargados de estética. Lo mató de estocada casi entera. Oreja. Palmas al toro. No hubo lucimiento de capa pero el inicio de faena deMorante al primero por bajo y con cadencia hizo concebir esperanzas al público de pucela. Tras cambiarle los terrenos trató de alargarle la embestida encajado y dándole tiempos por el pitón derecho consiguiendo algunos muletazos con sabor. Por el izquierdo se quedaba más corto en el viaje y llegaron las intermitencias de un trasteo al que puso fin de estocada casi entera efectiva. Palmas.

Plaza de Toros de Valladolid. Domingo, 13 de mayo de 2012. Tres cuartos de entrada.

Toros de Victoriano del Río, el 4º ovacionado en el arrastre, y Toros de Cortés (1º).

Morante de la puebla (de champagne y azabache): palmas y oreja.
El Juli (de grana y oro): oreja y oreja con petición de la segunda.
Jose María manzanares (de azul y oro): dos orejas y silencio. 

Puntúa Juan del Álamo en Madrid

La única actuación destacable de la cuarta de San isidro tuvo la firma de Juan del Álamo quien, de no fallar con la espada, podría haber cortado la primera oreja para un torero a pie de la feria. El salmantino se llevó el mejor toro de un encierro desigual en juego y lo aprovechó en una faena que tuvo sus cimientos en la mano izquierda. Cuajó buenas tandas al natural y consiguió levantar los olés de los tendidos. El sexto no le permitió refrendar su buena actuación. Matías Tejela y Miguel Tendero no tuvieron suerte.


Una estocada

La corrida de Montalvo no tuvo fuerza ni casta para ofrecer un buen espectáculo en la segunda de feria. Lo mejor de la tarde llegó con la espada de Uceda Leal, el capote de David Mora y la disposición del confirmante, Esaú Fernández. Ninguno de los toros. Uceda Leal fue el único ovacionado al arrastre de su primero al que hizo una faena de poca emoción pero rematada por un soberbio espadazo. Esaú Fernández recibió a sus dos toros con largas a porta gayola.


Mansos del Cortijillo

Un encierro muy manso de El Cortijillo completado con uno de Lozano Hermanos ha dado al traste con las esperanzas de los espadas por lograr el primer triunfo de la feria. Antonio Nazaré confirmó la alternativa con evidentes buenas intenciones que sólo pudieron concretarse en dos o tres tandas de interés hasta que se apagó el toro. El sexto no le dio opción alguna. Miguel Abellán tuvo un lote casi imposible con el que apenas pudo hacer otra cosa que justificarse. Sufrió un revolcón sin consecuencias al matar al cuarto. Leandro firmó un buen inicio de faena con el tercero dejando constancia de su clase. El de El Cortijillo, como sus hermanos, no duró nada y la labor de Leandro no pudo coger vuelo.


Ávila presenta su Beneficencia.

La empresa Servicios Taurinos del Duero ha presentado en la Diputación provincial de Ávila la tradicional corrida de Beneficencia. El cartel es el siguiente: 


Sábado de 2 de junio: Toros de “Miranda de Pericalvo” para Rivera Ordóñez “Paquirri”César Jiménez y Serafín Marín. El festejo dará comienzo a las 18:30 h. 

Vueltas que pudieron ser orejas.


Eduardo Gallo ha protagonizado una gran tarde en el festejo que servía de aperitivo a la inminente Feria de San Isidro. Despejado de mente, suelto de muñecas y con el aplomo que siempre le acompanó, el salmantino se impuso a sus dos oponentes pero el palco, de manera absurda, le negó dos veces y las vueltas al ruedo hubieron de ser sin orejas en las manos. No corrieron la misma suerte ni Salvador Vega ni Oliva Soto, que pasaron de puntillas con el noble encierro de Martín Lorca.
Eduardo Gallo dio la primera vuelta al ruedo tras pasaportar al segundo toro de la tarde, animal manejable y noble, con cierta calidad pero medido empuje, al que el salmantino saludó con templados lances para después desarrollar una labor solemne y serena, con pulso y quietud, que alcanzó su punto álgido con la mano zurda. Cerró por circulares y recorrió el anillo tras pinchazo, estocada y una tibia petición.
Se repitió la historia en el quinto, toro hondo y noble, con buena condición, que sangró mucho en varas y llegó aplomado a la muleta. Lo entendióGallo, en una faena de menos a más, templado y sin violentarlo, con determinación y quietud, edificó una labor de compromiso y esfuerzo, con una parte final entre los pitones propia de torero con aplomo y mente despejada. Tras pinchazo y estocada el presidente, de manera un tanto arbitraria, volvió a denegar un merecido premio.

Salvador Vega dejó algún detalle con el animal que abrió plaza, toro bondadoso pero bajo de raza, hándicap para que la labor del malagueño transmitiera al tendido. Vega lo recibió con lances rodilla en tierra y llevó a cabo una faena limpia rematada de una estocada. El cuarto fue un toro manejable, con un buen pitón derecho, al que el malagueño no terminó de hilvanar faena.   
Con un ejemplar deslucido y con genio, Oliva Soto quiso más que pudo, lo intentó sobre ambas manos y anduvo muy desacertado con el acero. El sexto tuvo movilidad pero le costó emplearse y Oliva, que enlotó los animales de menos opciones, llevó a cabo una faena inconcreta, mal rematada de nuevo con los aceros.

Plaza de toros de Las Ventas. Domingo, 6 de mayo de 2012. Un cuarto de plaza. 

Toros de Martín Lorca y Escribano Martín (3º), nobles y manejables en distinto grado salvo el tercero que desarrolló genio. 

Salvador Vega (de verde esperanza y oro): silencio y pitos.
Eduardo Gallo (de tabaco y oro): vuelta al ruedo tras petición.
Oliva Soto (de sangre de toro y azabache): silencio tras avisoy silencio.

Puerta Grande en Cobeña


Juan Bautista y el rejoneador Roberto Armendáriz han salido en hombros en la corrida de toros celebrada en la localidad madrileña de Cobeña, después de cortar dos orejas cada uno, en un espectáculo entretenido donde, con una manejable corrida de El Pizarral, el matador sevillano Esaú Fernández también consiguió pasear un trofeo.
Juan Bautista realizó dos faenas técnicas a sus dos oponentes, en las que corto una oreja en cada una de ellas. Esaú, que destacó en el toreo en redondo, perdió premio con la espada en su primero mientras Armendáriz estuvo centrado durante toda la tarde, encontrando enemigo con facilidad y siempre clavando al estribo.

Cobeña (Madrid). Domingo, 6 de mayo de 2012. Un cuarto de entrada.

Toros de El Pizarral

El rejoneador Roberto Armendáriz: dos orejas.
Juan Bautista (de lila y oro): oreja y oreja.
Esaú Fernández (de azul rey y oro): ovación y oreja.

Joselito y Florito, Cruz del 2 de Mayo

José Miguel Arroyo 'Joselito' y Florentino Fernández 'Florito', Mayoral de Las Ventas, han recogido  laCruz de la Orden del 2 de mayo, de manos de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Con este reconocimiento, la Comunidad madrileña distingue a todos aquellos que hayan prestado un servicio a la sociedad en sus diferentes ámbitos.


Luis Carlos Aranda, dos pares muy toreros

Además de las buenas actuaciones de los matadores, en Las Ventas se vivió un momento de intensa torería a cargo de Luis Carlos Aranda, banderillero a las órdenes de Morenito de Aranda.
Durante el segundo tercio del tercero toro Luis Carlos colocó dos pares extraordinarios. Se dejó ver, se arrancó con verdad, cuadró asomándose al balcón y después de clavar los pales se fue de la cara del toro con gran torería.
La ovación del público fue atronadora.



Doble toque de atención de Morenito en la goyesca.

Desde que salió del abono obligatorio, la tradicional Corrida Goyesca del 2 de mayo dejó de interesar al aficionado madrileño. Lejanos quedan los llenos al albur de las corridas concurso que se montaban en esta fecha, o cuando se anunciaban las figuras en este festejo. Desde hace ya varias temporadas, la fecha de la festividad de la comunidad madrileña convoca a poco público en los escaños venteños con carteles más del gusto del aficionado que del gran público que llega después con su clavel a San Isidro.


Este año se anunciaban tres toreros del gusto de Madrid. Un torero en retirada pero en sazón como El Fundi, otro que sin romper siempre cuenta con el favor del público de Madrid como Sergio Aguilar y un Morenito de Aranda que siempre cuaja buenas tardes en Las Ventas.
Se contaba con una corrida de Los Bayones, en franca recuperación estos últimos años, pero que este miércoles ha dado al traste con las esperanzas de la terna y de los aficionados. Y hablando de esperanzas, la que no ha aparecido por el coso madrileño ha sido la Presidenta de la Comunidad en la fecha más señalada para la región. Bien que se apoye a la Fiesta y se premie a gente del mundo del toro al mediodía, pero por la tarde, la cita era casi obligada aunque no hubiese mucho glamour en el cartel.

Pese a no cortar orejas, el burgalés Morenito de Aranda ha dado una vuelta al ruedo a la conclusión de sus dos actuaciones. Han sido dos faenas más de detalles que compactas. Pero Jesús Moreno tiene cogida la medida a la afición madrileña y sabe tocar las teclas necesarias para levantar los oles. En su primera faena, que brindó a El Fundi, hubo algún redondo de buen trazo, con gusto y empaque. El de Los Bayones tuvo buen inicio pero se desfondó pronto, por lo que la segunda parte de la faena del de Aranda de Duero no tuvo la continuidad necesaria. Cayó certera la espada y pese a una petición sorprendente, el palco se mantuvo firme y no concedió la oreja. La vuelta fue justo premio a lo realizado por Morenito.
Idéntico premio cosechó con el parado sexto. Aquí hubo mejores momentos por el pitón izquierdo. Supo cogerle la distancia el torero para hacer embestir a la fuerza al bruto de Abilio y Ramiro Hernández, el otro hierro de la casa de Los Bayones. Tampoco tuvo fuelle el toro y para mantener la tensión de la faena, Morenito la epilogó con unas manoletinas antes de agarrar una media estocada que fue suficiente para tumbar a su oponente.

Volvía El Fundi a Las Ventas tras su oreja paseada el pasado Domingo de Resurreción y su más que entonada tarde en la Feria de Abril de Sevilla. De primeras, vio como se devolvía a su primer toro por flojo. En su lugar saltó un cuajado y serio toro de José Luis Iniesta, cinqueño y de embestida exigente. Se lo sacó a los medios El Fundi para quitarle querencias. Faena sobria, para paladear el constante toma y daca entre toro y torero. Hubo varios naturales de largo viaje cuando no molestó el viento.

Al cuarto le quisieron algunos ver mejor de lo que en realidad fue. El toro reponía tras el segundo pase de cada tanda, por lo que hubo mérito en la firmeza que desplegó el torero de Fuenlabrada. Trasteo de gran fondo técnico con un toro que se movió pero que nunca entregó la cuchara. Sonó el aviso cuando todavía toreaba un Fundi que no volvió la cara en ningún momento.

La eterna mala suerte de Sergio Aguilar en los sorteos volvió a demostrarse en esta goyesca Y eso que los mejores naturales de la tarde los firmó este torero en su primero, que también brindó a El Fundi. Fueron apenas dos tandas, cuatro o cinco muletazos por el pitón izquierdo, pero rezumaron profundidad y toreo del caro. Sin embargo el toro dijo nones y acabó venido a menos y con ello la faena no terminó de coger vuelo. La estocada, perfecta de ejecución y colocación.

Se la jugó de verdad con el quinto, un animal bronco con el que expuso más de los que se merecía el toro. Hubo más bragueta que toreo esta vez en una faena planteada en los medios que de nuevo rubricó de manera soberbia con la espada. Las ovaciones que saludó en ambas actuaciones deberían servir para seguir apostando por este torero.

Y no quiero acabar esta crónica sin reseñar los dos grandes pares de banderillas que ejecutó Luis Carlos Aranda en el tercer toro. Torería, majeza, gracia y lucimiento en dos pares, especialmente el que cerró el tercio, que levantaron la ovación más fuerte del festejo.

Plaza de Toros de Las Ventas. Miércoles, 2 de mayo de 2012. Corrida Goyesca. Un tercio de entrada. 

Toros de Los Bayones, uno de Abilio y Ramiro Hernández (6º) y un sobrero (1º bis) de José Luis Iniesta, bien presentados y de juego descastado.

El Fundi (de blanco con pasamanería negra): saludos tras aviso en ambos. 
Sergio Aguilar (de grana con pasamanería negra): saludos en ambos. 
Morenito de Aranda (de azul cielo con pasamanería marina): vuelta tras aviso y vuelta.

Excelentes "nuñez" de Ibáñez

Fue una novillada de alta nota. Seria en su presencia y en su juego, con matices en su bravura y en su clase, lo que contribuyó a enriquecer el espectáculo. Ganó la novillada pero los novilleros no demeritaron. Cerro se quedó a un paso de pasear un trofeo con dos actuaciones de novillero puesto y de brillante proyección. Antonio Puerta dejó una interesante tarjeta de visita en su debut mientras Mario Alcalde, que reaparecía tras una delicada intervención de rodilla, cumplió con dignidad. Eso sí, los tres deben afilar sus armas toricidas. 


La única vuelta al ruedo la dio Rafael Cerro tras pasaportar al tercero, ejemplar con clase y ritmo al que el extremeño hilvanó muy bien sobre ambas manos en una faena reunida y resuelta, con facilidad y momentos de buen gusto, como los ayudados finales. Después de una estocada entera faltaron pañuelos en el tendido para condeder la oreja. Cerró plaza otro animal serio y bueno, que repitió encastado y al que Cerro planteó una labor inteligente en los medios, ligada y sobria, propia de un torero de cabeza despejada y claridad de ideas. Se demoró al matar y se esfumó el premio.


Debutó en Madrid Antonio Puerta con una animal bravo y bueno, con nobleza y movilidad, al que el murciano planteó una faena ligada, de buen corte, corriendo bien la mano, sobre todo en redondo. Podía haber paseado un trofeo pero falló con la espada. También pudo obtener premio del quinto, un novillo con profundidad en la embestida y virtudes para hacer el toreo.Puerta lo entendió, dejó retazos de su personalidad en la labor de buena estructura que alcanzó mayores cotas con la derecha. Sus carencias en la suerte suprema dejaron el resultado en otra ovación.  

Mario Alcalde
 sorteó para abrir plaza un utrero encastado y con pies, que ha exigido mucho al madrileño, quien no acusó ni la lesión ni la inactividad y se mostró siempre dispuesto. Destacó una buerna primera parte sobre la mano derecha, salpicada con momentos de buen gusto y estética, pero después de un trasteo largo -sono´un aviso antes de entrar a matar- falló con los aceros. El cuarto sacó movilidad pero ninguna clase y acometió con genio. Alcalde quiso mucho en un trasteo animoso pero de nuevo anduvo desafortunado con la espada.



Plaza de Las Ventas. Martes, 1 de mayo de 2012. Un cuarto de entrada. 


Novillos de Nazario Ibáñez, bien presentados, de variada pinta y excelente juego salvo el cuarto, con genio; encastados, con movilidad y con clase.


Mario Alcalde (de malva y oro): silencio tras dos avisos en ambos.
Antonio Puerta (de sangre de toro y oro): ovación tras aviso y ovación
Rafael Cerro (de azul celeste y oro).,  vuelta tras petición y aviso y silencio tras dos avisos.


Gran cartel por San Fernando en Aranjuez

La plaza de Aranjuez acojerá una cartel de gran expectación en conmemoración de la festividad de San Fernando. El cartel esta compuesto por tres figuras del toreo de gran relance y tendrá lugar el miércoles 30 de mayo a las 19:00 horas.

Se lidiaran toros de Garcigrande - Domingo Hernández para El Juli, Sebastián Castella y Jose María Manzanares.